FRANCISCO CAYULEF: “ANTES ERA IMPENSADO PODER LLEGAR AL PROFESIONALISMO QUE EXISTE HOY EN DÍA EN EL DEPORTE PARALÍMPICO NACIONAL”

Uno de los referentes del deporte paralímpico, Francisco Cayulef, fue el invitado de este martes a la transmisión en vivo que realiza el Comité Paralímpico de Chile por medio de su cuenta de Instagram. En un diálogo con Cristian León habló de sus inicios en el deporte, de su desempeño tanto en el tenis en silla de ruedas como también en el rugby en silla de ruedas y de las expectativas que tiene para su futuro.

“Yo soy de Coyhaique, pero mi padre solicitó en su pega que lo transfirieran a Melipilla para estar más cerca de la Teletón en Santiago, ya que yo nací con pies pequeños por así decirlo y a los 13 años los tuvieron que amputar, estando en rehabilitación por dos años tratando de adaptarme a las prótesis. Después fue que conocí el deporte paralímpico, llegando a la escuela de tenis de Doris Gildemeister, pero con el transcurso del tiempo se fue haciendo cada vez más complicado trasladarme de Melipilla a la capital, lo que me llevó a distanciarme del tenis”, partió diciendo el deportista nacional.

Adicionalmente, agregó que “después de ver un reportaje en la televisión de los tenistas en silla de rueda nacionales de ese tiempo, donde destacó Robinson Méndez a quien tuve la oportunidad de conocer, me dije que si ellos podían por qué yo no. De ahí, entonces, que busqué las posibilidades de volver, consiguiéndome el permiso para movilizarme solo, cosa que para mí fue lo mejor, ya que se trataba del hermano menor, con discapacidad y con la posibilidad de viajar sin necesidad de una compañía, lo que fue maravilloso. Y así logré retornar al tenis de una manera más profesional”.

Refiriéndose a cómo enfrentó su discapacidad al momento de entrar al deporte paralímpico, Cayulef señaló que “yo me lancé a la piscina por así decirlo, sin pensar mucho. Siempre he buscado hacer las mismas cosas que los demás, aunque me costara más. Con el tiempo empecé a tener mayor conocimiento o conciencia de mis discapacidades. De todas maneras, creo que fue mejor así, porque pienso que quizás si hubiese entendido más joven mis discapacidades, me habría costado mucho más entrar al deporte y probablemente limitarme de alguna manera”.

Con respecto a la importancia que ha tenido el deporte en su vida junto a su familia, el deportista del Team ParaChile afirmó que “mi familia es mi pilar fundamental después de la Teletón. No sólo mis padres o hermanos, sino que mi familia entera. Tengo primos que me acompañan desde chico, por ejemplo, y aún recuerdo cuando mi madre me dijo que mi discapacidad era una de las tantas pruebas que me ponía la vida, logrando así cambiar mi mentalidad. Después el deporte me aportó autoconfianza, pudiendo manejar las cosas yo solo. Por ejemplo, pude asistir a un Mundial Junior que se realizó en Francia cuando apenas tenía 17 años, lo que me ayudó a crecer e independizarme de cierta manera”.

Al momento de hablar de sus primeros torneos, el atleta paralímpico recordó que “a cuatro o cinco meses jugando, con 16 años, me llevaron a competir a Perú. Yo estaba muy feliz, hacía poco que había podido conseguir permisos para movilizarme solo y ya estaba viendo un viaje fuera del país. En ese tiempo se viajó con una gran delegación, en la que se encontraba Robinson Méndez, quien logró salir campeón de su categoría y yo lo hice en la mía. Después logramos una buena amistad con Méndez, quien me apoyaba en los viajes que se realizaban, trabajando harto los dos, ya que hay que considerar que en esos tiempos no había el presupuesto que entregan hoy en día”.

Es por eso mismo que destacó el trabajo que se ha realizado en el último tiempo en el deporte paralímpico en Chile, especialmente el del Comité Paralímpico, asegurando que “antes las cosas no eran iguales a la actualidad, de hecho, nadie se imaginaba el nivel de profesionalismo que hoy en día se refleja y eso es gracias a las distintas gestiones y al mismo COPACHI. Hoy hay técnicos profesionales, preparadores físicos, nutricionistas, psicólogos deportivos, becas y más. Se ha logrado un mejor desarrolló y eso se ve también con la cantidad de deportes y deportistas que hay a nivel nacional”.

Otro de los puntos importantes que considera el ex tenista de silla de ruedas en el crecimiento del deporte paralímpico nacional fueron el oro del 2012 de Cristian Valenzuela y de los Juegos Parasuramericanos de Santiago 2014, manifestando que “cuando Valenzuela ganó el primer lugar en los Juegos Paralímpicos no lo podía creer, creo que eso fue un hito importante y un punto de inflexión, marcando un precedente. Por otro lado, en Santiago 2014 se vieron muchos más deportistas, fue un certamen que le cambió la forma de mirar el deporte paralímpico a las personas y al gobierno, el que comenzó a profesionalizarlo al contemplar el pago para los deportistas, entre otras cosas, situación que se veía muy lejana en un momento”.

Mientras que al hablar del cambio que realizó del tenis al rugby en silla de ruedas, el oriundo de Coyhaique contó que “el 2014, cuando recién nacía el rugby en silla de ruedas en el país,  me dijeron que venían clasificadores internacionales y que viera si mi discapacidad podía clasificar para esa disciplina, sabiendo que para ese deporte clasificaban deportistas con discapacidades fuertes y,  de hecho, cuando me dijeron que sí clasificaba me di cuenta de todas mis discapacidades. Luego, probé y fui al torneo Sudamericano, donde logré destacar dado que al principio se me hizo un poco fácil”.

No obstante, el deportista paralímpico volvió al tenis en silla de ruedas para competir en los Juegos Paralímpicos de Toronto 2015. En relación a este retorno comentó que “quise volver al tenis para disputar ese certamen y considero que fue mi mejor año a nivel deportivo, ya que logré realizar una gran pretemporada de tres semanas intensas con un gran nivel profesional, ganándole a grandes rivales. Fue cuando mejor me sentí jugando tenis”.

Posteriormente el atleta nacional decidió volver al rugby, disputando con esa disciplina los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019. “En los juegos disputados en Perú el año pasado vi otro rugby, más agresivo, con más riesgo y adrenalina, enamorándome completamente de este deporte. La competencia está siendo muy buena y además he visto que se ha formado un gran grupo en la selección, lo que me motiva más. Y creo que con el nivel que he alcanzado y con el que he conseguido un buen desempeño puedo aportar mucho para poder ganarle a Argentina”, indicó.

Finalmente, al pronunciarse sobre su futuro o sobre las expectativas que tiene, Cayulef  dijo que “en el año 2015 vi si podía clasificar a squad tenis, puesto que pensé  que si lo hice en squad rugby por qué no lo iba a poder hacer en esa disciplina, pero quedé fuera de la categoría por 0,5, ya que se clasificada del 1 al 10 y a mí me dieron 10,5. Después en el 2017 fui nuevamente y me dieron el mismo resultado. Siento que es súper subjetivo esto y creo que me juzgan por mi funcionalidad y no por mi discapacidad. De todas maneras, mi apelación fue de inmediata y la respuesta me la entregaron recién en febrero de este año, diciéndome que tenia que ir en marzo a evaluarme con otro panel de expertos, pero justo llegó la pandemia. Por lo tanto, teniendo pendiente esto no puedo definir aún bien mi futuro en el deporte paralímpico”.

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *